20MINUTOS.ES

Medicinas

Es sabido que los medicamentos no deben ser mezclados con alcohol por los efectos que pueda provocar en nuestro organismo. El portal especializado Medical Daily recuerda que la ingesta de vino o cerveza también puede ocasionar efectos “imprevisibles” en nuestro cuerpo.

La web ha señalado las 6 combinaciones de medicamentos y alcohol que peor pueden sentar a nuestra salud, llegando a ser mortales en algunas ocasiones:

Benzodiazepina: Estos medicamentos psicotrópicos, como el Diazepam o el Clorazepato, pueden poner en gran riesgo el organismo, ya que su combinación produce un efecto depresivo en el cuerpo que puede llegar a relajar el sistema central tanto que nuestro sistema inmune no se defienda contra las infecciones. Las muertes por el consumo de este tipo de medicamentos se han incrementado por 5 entre 2001 y 2014.

Opiáceos: Estos productos, entre los que se incluye la Oxicodona o la Vicodina, son peligrosos de por sí y pueden generar adicción. Mezclados con el alcohol, el riesgo de sobredosis se eleva, ya que produce sensación sedante y de euforia.

Antidepresivos: Una de las combinaciones más conocidas porque incrementa mucho el efecto y la intensidad del alcohol en sangre -cada bebida consumida se siente en el organismo como si fueran dos-. La mezcla puede provocar mareos, convulsiones, confusión y coma.

Estimulantes: Ritalin, Adderal -los legales en ciertos países- o speed y cocaína -los ilegales- incrementan con la mezcla de alcohol la presión en sangre, lo que enmascara los efectos de la bebida. Esto puede provocar una tensión en el corazón que puede que no soporte y que derive en un ataque cardíaco.

Anticonceptivos: Una gran parte de las mujeres en edad fértil utilizan píldoras anticonceptivas que pueden emborrachar antes, ya que el cuerpo está ocupado metabolizando las hormonas de la píldora. El alcohol tarda más tiempo en abandonar el cuerpo, lo que puede ocasionar que la persona beba más de lo soportable para el organismo.

Medicamentos sin receta: Conocidos en los países angloparlantes como OTC, estas medicinas se utilizan para aliviar dolores de cabeza o fiebre, pero en exceso y mezclado con bebidas alcohólicas puede provocar fallos en el hígado, los riñones o reducir la tensión a niveles muy bajos.

20MINUTOS.ES
Ir a la fuente

Creative Commons License
Este artículo se publica bajo licencia CC-BY-SA   Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.