Everyday Health

 

Pero no todos los “combos” son malos: están los que puedes hacer con alimentos que tienes en tu casa y que además de sanos, son deliciosos. Cuando haces parejas en tus comidas, puedes variar los sabores y mezclar alimentos que tienen distintos tipos de vitaminas, minerales y proteínas.

Por ejemplo, alimentos que contengan hierro y vitamina C, como la espinaca y la naranja. Puede sonar poco común la combinación, pero, ¿por qué no probar con una ensalada diferente? En vez de naranja, usa pomelo, le agregas nuez o almendra picada y te quedará una mezcla nutritiva y muy rica.

Serious Eats
Serious Eats

Si estás tratando de comer sano, no elimines la grasa al 100%. Es bueno que incluyas grasas buenas, como la que obtienes del aguacate (palta)  o del aceite de oliva. De esta forma, el cuerpo podrá asimilar mejor las vitaminas y minerales que le entregues. ¿Y si hacemos un smoothie? Combina trozos de mango fresco, kale o espinaca y para decorar y darle sabor, agrega trozos de coco encima. Rico y nutritivo.

In it 4 the long run
In it 4 the long run

Es importante que consumas alimentos con calcio, así previenes problemas a los huesos y las articulaciones. Para una receta rica, usa un poco de queso crema (ojalá reducido en grasa) o feta, haz al vapor trocitos de zapallito italiano y mézclalos con zanahoria o la verdura que eljas. Ahí tendrás una rica combinación de calcio y vitaminas. Puedes hacer bolitas y untarlas en alguna salsa ácida.

Closet Cooking
Closet Cooking

Alexandra Spuhr
sabrosia.com

Guardar

Guardar

Guardar