© fallasleepguide.com

Una forma de mejorar la calidad del sueño es a través de la dieta.

Después de una larga jornada laboral lo lógico es irse directo a la cama, pero hay veces en que el cuerpo queda muy activo y a pesar del cansancio no se logra conciliar el sueño.

Por más que hayas probado el viejo truco de contar ovejitas, no resulta ser tan efectivo como otras técnicas. ¿Le has puesto atención a tu dieta? Consumir ciertos alimentos antes de irse a dormir podría ayudar a rendirte en los brazos de Morfeo de una vez por todas.

Plátano

© mejorconsalud.com
© mejorconsalud.com

Como son ricos en potasio pueden prevenir los calambres nocturnos en las piernas y su contenido de magnesio ayuda arelajar los músculos y los nervios. Se puede comer un plátano o hacer un batido con leche.

Salmón

© kiwilimon.com
© kiwilimon.com

Este pescado es ideal para consumirlo durante la cena, ya que, su contenido de ácidos grasos omega 3 reduce los aumentos repentinos de las hormonas del estrés y promueve el descanso.

Col rizada

© recipeshubs.com
© recipeshubs.com

Es alta en potasio y calcio. Propiedades que inducen el sueño y que se pueden aprovechar en una ensalada como parte de la comida de noche.

Almendras

© thekitchn.com
© thekitchn.com

Contienen magnesio y proteínas que ayudan a mantener un nivel estable de azúcar en la sangre mientras se está durmiendo. Se puede comer un puñado de almendras antes de acostarse o un rebanada de pan integral con mantequilla de almendra.

Leche

© elmanana.com.mx
© elmanana.com.mx

El calcio juega un rol importante en la producción de melatonina que ayuda a mantener el ciclo de sueño-vigilia de 24 horas del cuerpo. En especial la leche de soya ayuda a dormirse más rápido y más profundo.

Avena

© pinchmysalt.com
© pinchmysalt.com

Un tazón de avena con leche caliente es una buena idea para tener un plácido sueño. Su contenido de calcio, magnesio y potasio ayudan a quedarse dormido más rápido.

Yazmin CardosoYazmin Cardoso